jueves, 25 de junio de 2009

¿Nos escuchará alguien?


Lo que tenemos basta. Es el primer capítulo. La primera parte. Vamos a tirar con ello. No hay necesidad de terminar empezando con la siguiente parte. El primer acto termina donde termina.
Ha llegado entonces el momento de la composición final. En este terreno andaba bastante perdido. En una conversación con los amigos de "perro ladrador", aprendí aspectos a tener en cuenta de cara a finalizar el proyecto como se merece. Me enseñaron como tratar de controlar el color, para que quede lo más homogéneo posible. Hablamos sobre tipos de papel, modos de impresión, tipografías, mayúsculas o minúsculas,... ¡¡no me había fijado en que el 99% de los comic están escritos en mayúsculas!! Me ensañaron a ver algunas cosas que estaba haciendo de forma inconsciente.
Ahora estoy buscando el por qué de las cosas. Pienso en como quiero que sea la tipografía en vez de ir probando y poner la que me guste. Me doy cuanta de la falta de conocimientos que tenemos del tema. Supongo que lo mejor que nos podría pasar ahora es hablar con un editor de comics.
¿Nos escuchará alguien?

martes, 23 de junio de 2009

Terminadas

Terminadas. Acabadas. Finalizadas. Las páginas originales están todas pintadas. Estamos afilando el final. Sacándole punta con un cuchillo, intentando que las caras de la madera nos convenzan.
Habrá luego que lanzar una primera impresión de prueba que aunque no sea totalmente fiel a los colores, sirva para ver que cosas hay que repetir. Que dibujos se pueden mejorar.
La gran conclusión que saco es que pasaría entre pinceles y plumillas el resto de los días.
Me encanta adaptar textos a páginas. Ideas a imágenes.

lunes, 22 de junio de 2009

La doble página

Me gusta la doble página. A nivel visual, la viñeta es el equivalente a la palabra, la página la frase y la doble página el párrafo. El paso de página es un punto y aparte. Un cambio de idea. La lectura de una página es la lectura de una frase. No se puede ignorar el impacto de una doble página. Es la idea global. Las dos páginas aunque no queramos van unidas. Las vemos a la vez.
Cada final de doble página debe rematar los expuesto en ellas por un lado y a la vez generar el interés de pasar a la siguiente manteniendo cierta incertidumbre.