jueves, 30 de abril de 2009

El loco

El loco, el gancho de la historia. La tentación. La incógnita. El personaje que faltaba. Era el único de los personajes principales que no conocia. No existía. El reposo me llevó a darle una vuelta. Es el cebo. Como tal, tenía que ser interesante, pero accesible. Tenía que generar curiosidad en el protagonista, pero este no debía verlo como una amenaza clara. Le tenía que convencer para caer en el abismo. Me decanté por un físico no demasiado atractivo. Tirando a común. Me he reservado una mirada que se pueda confundir entre la locura o la inteligencia.
Estoy contento con las páginas que voy haciendo. Soy consciente de que todo es mejorable, pero para lo que yo había hecho hasta ahora, tenemos un avance considerable. La metodología me gusta y estoy cómodo. Sólo echo en falta el poder dedicarle más tiempo.



martes, 28 de abril de 2009

Cada vez me separo más

Cada vez me separo más. Me alejo del trazo claro y sencillo. Las viñetas con vistas generales y paisajes, me están llevando a que el blanco no sea sólo blanco. Estoy metiendo muchos grises con témpera y empezando a añadir también lápiz.